10

Sierra Alhamilla

Paraje Natural

 

El Paraje Natural Sierra Alhamilla forma parte, junto a las Sierras de Gádor y Cabrera, de los macizos béticos litorales. Se trata de un área de media montaña, situada al noroeste de la ciudad de Almería, que se levanta entre los eriales del Desierto de Tabernas y la Bahía de Almería. Por el sur limita con el Valle Bajo del Andarax y el Campo de Níjar.

Su relieve, alomado pero con vertientes muy abruptas, es resultado de la erosión de una geología integrada por esquistos y cuarcitas, donde tienen un papel principal las surgencias de agua, como los históricos baños de Sierra Alhamilla. Este macizo montañoso actúa como un gran pulmón que oxigena a los asolados páramos circundantes.

Punto importante en el asentamiento de los primeros pobladores de la provincia (Culturas de los Millares y del Argar), su nombre denota la notable influencia que la época islámica tuvo en su historia. A todo esto debemos añadir su gran valor como refugio para multitud de animales y de plantas que han encontrado en este oasis un lugar adecuado para sobrevivir frente al rigor y hostilidad del medio circundante. La diversidad de especies ha sido un motivo por el que el paraje natural ha sido incluido como ZEPA (Zona de especial Protección para las Aves) por la Unión Europea.

Desde el punto de vista botánico, es necesario destacar la presencia de una gran masa de encinas. Constituyen una reliquia de la vegetación que, en otros tiempos y bajo otras condiciones climáticas, debió extenderse por gran parte de los territorios almerienses. En la actualidad, dichas encinas se han quedado acantonadas en esta isla montañosa, donde se han refugiado acorraladas por las condiciones de extrema aridez que las rodean. El encinar de sus cumbres aparece acompañado por matorral, como torviscos, raspa lenguas, tomillos, mejoranas y jaras pringosas que, junto con la coscoja, pasan a constituir la vegetación habitual cuando ésta se degrada. En las cotas inferiores aparecen comunidades de espino negro, acebuche y lentisco. Como elementos introducidos, destacan las repoblaciones de coníferas llevadas a cabo con pino carrasco y resinero.

En materia de fauna, cabe señalar la presencia de zorro, gineta, jabalí, tejón y comadreja, y subrayar la diversidad y singularidad de las aves, principalmente las rapaces: águila perdicera y real, cernícalo primilla, halcón peregrino o búho real. En general, su pie de monte es un área de excepcional relevancia para las poblaciones de aves esteparias, destacando la presencia del singular camachuelo trompetero.

sierra alhamilla

Vista desde Sierra Alhamilla del Desierto de Tabernas

 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

[Inserte aquí el contenido]