10

Historia de Tabernas

Acercamiento a la historia del municipio

En el período musulmán, la aridez caracterizaba ya a Tabernas. El siempre recurrido padre Tapia contaba que Ibri aljatib, cuando visitó estos lugares con Muhammad V, escribió que Tabernas contaba con mezquitas y baños, pero que era un sitio «escaso de lluvias».
El mismo historiador almeriense, basándose en un documento de 1567, ha escrito que Tabernas «tenía media docena de barrios: Gima o barrio de la mezquita aljama, Alhara o el barrio propiamente dicho, Zoco o el barrio del mercado, Algayda o el barrio de las huertas; Axarca y Ceyea; en el campo estaba el arrabal del Coto».
A principios del siglo XVI, se formó la parroquia de Tabernas, con un anejo dentro del mismo lugar La iglesia fue mandada a construir por el obispo don fray Juan de Portocarrero la reconstruyó. Se compone de tres naves separadas por arcadas de medio punto que soportan la armadura de la nave central. Las naves laterales se cubren con una sencilla alfajía.
Sobre la puerta de entrada al templo, se encuentra el escudo de Don Antonio Corrionero; y en la puerta lateral derecha, se puede ver el de Portocarrero. En el siglo XVII, se realizó el artesonado que decora este templo. Sobresale la capilla de la Virgen del Carmen, construida en lo que se denomina estilo historicista.
Durante gran parte de este siglo, Almería y sus pueblos se vieron asediados por los piratas berberiscos, lo que obligó al mantenimiento de fortalezas para defenderse de los ataques de aquéllos.
La fortaleza de Tabernas, que había sido morada de Mohammed El Zagal, se encontraba en 1522 en un estado lamentable, casi en ruinas.

El Concejo y Regimiento de Almería solicitó al emperador Carlos V la reparación de la misma. Este encargó al marqués de Mondéjar su revisión.
Al principio del reinado de Felipe II, se abrieron unos portillos en las torres y muros que se mantenían en pie, para así evitar que los moriscos pusieran guarnición. En plena guerra contra los moriscos, en 1570, Don Juan de Austria, viniendo de Sorbas estuvo en Tabernas un día y ordenó a la guarnición que dejó allí el cierre de los portillos con muros.
Al final del siglo, esta fortaleza estaba totalmente abandonada. En 1566, se produjo uno de los asaltos más osados de la piratería en Almería: el robo de Tabernas. Por aquellas fechas, la mayor parte de la población tabernense era morisca.

Reyes Católicos
De 1.800 habitantes, sólo unos cincuenta eran cristianos viejos. Ayudaron a los piratas varios vecinos del pueblo. Aquéllos fondearon entre Las Negras y Agua Amarga. A través de Sierra Alhamilla y por Lucainena de las Torres, cayeron sobre Tabernas poco antes del amanecer del 24 de septiembre.
Saquearon casas, hicieron prisioneros y una morisca de Benizalón, llamada Leonor, que la Inquisición llevaba detenida hacia Granada, huyó con ellos. A las diez de la mañana, tomaron el camino de Lucainena y por Polopos se dirigieron a las playas de Carboneras, embarcando hacia Tetuán.
Los piratas se llevaron «cincuenta y cinco cristianos cautivos 21 hombres, 21 mujeres y 13 niños de los que 23 eran forasteros» y moriscos que se fueron con los asaltadores, «según el mesonero, seiscientos, porque casi no queda gente ninguna en el pueblo, entre ellos trece monfíes que estaban retraídos en la iglesia de la dicha villa de Tabernas».
Durante la guerra contra los moriscos, el castillo de Tabernas sufrió un intento de asalto, por parte de doscientos moriscos dirigidos por García el Zaycar el Nagüar y el Bayzí de Gérgal. Entonces estaba defendido por una guarnición de sesenta hombres al mando de Juan de Peñatoja. Al concluir esta guerra, comenzó la repoblación de las tierras de Almería.
Si a finales del siglo XVI, Tabernas contaba sólo con 25 vecinos, 32 casas, 195 fanegas de riego y 10 molinos y 4 almazaras en ruina, siglo y medio más tarde, se contabilizaban 2.569 habitantes, 692 casas y 102 cortijos y 214 fanegas de riego.
Además, los molinos y las almazaras funcionaban y producían 15.400 reales y 1.560 reales, respectivamente. Al mismo tiempo, en 1752, el pueblo se dividió en tres barrios: el Alto, el de la Iglesia y el de la Fuente.

Industrialización y mecanización
Entonces estaba defendido por una guarnición de sesenta hombres al mando de Juan de Peñatoja.Al concluir esta guerra, comenzó la repoblación de las tierras de Almería.
Si a finales del siglo XVI, Tabernas contaba sólo con 25 vecinos, 32 casas, 195 fanegas de riego y 10 molinos y 4 almazaras en ruina, siglo y medio más tarde, se contabilizaban 2.569 habitantes, 692 casas y 102 cortijos y 214 fanegas de riego. Además, los molinos y las almazaras funcionaban y producían 15.400 reales y 1.560 reales, respectivamente.
Al mismo tiempo, en 1752, el pueblo se dividió en tres barrios: el Alto, el de la Iglesia y el de la Fuente.

 

Durante los primeros momentos de la conquista, Tabernas pasó a formar parte del sistema defensivo musulmán, ya que se encontraba en un lugar de vital importancia, al ser cruce de caminos entre el reino de Granada y Murcia. También era base de partida para guardar o interceptar los caminos que, desde el Valle de Pechina, conducían a Fiñana por el corredor de Alboloduy, y a Vera por el pasillo de Sorbas. Por ello pronto fue amurallada su fortaleza, la cual estuvo habitada durante todo el periodo de dominio musulmán y sirvió de refugio a la población de los lugares cercanos.

Al-Idrisi incluye Tabirnas, en época almoravide, en la cora de Almería. Según la división realizada del reino de Granada, Tabernas formaba parte del distrito de Urs Al-Yaman y dependía de Almería.

reyes.jpgA finales de 1489 Yahia Alnayar pactó la entrega de la localidad con los Reyes Católicos. El alcaide y alguacil de Tabernas no aceptaron las condiciones del pacto y prefirieron marcharse a África. En diciembre de ese mismo año los reyes se hospedaron en la fortaleza durante algunos días.

Tras la expulsión, durante el siglo XVI, Almería y sus pueblos se vieron asediados por los piratas berberiscos, lo que obligó al mantenimiento de las fortalezas para defenderse de dichos ataques. En 1522 la alcazaba se encontraba en lamentable estado, casi en ruinas, así pues el Consejo y Regimiento de Almería solicitó al rey Carlos V la reparación de la misma, quien encargó su revisión al marqués de Mondéjar. A finales de siglo esta fortaleza estaba otra vez totalmente abandonada.

Al concluir la guerra comenzó la repoblación de las tierras de Almería por castellanos viejos. En 1752 el pueblo se dividió en tres barrios: el Alto, el de la Iglesia y el de la Fuente.

  • ¿Sabes quién es Juan Peñatoja?
  • Fue el hombre que junto con otros sesenta más impidió que el Castillo de Tabernas fuera tomado por los moriscos durante la guerra. El asalto fue llevado a cabo por doscientos moriscos dirigidos por García el Zaycar, el Nagüar y el Bayzí de Gérgal.

Se cree que el Castillo de Tabernas fue volado por lo moros cuando la dieron por perdida ante las tropas cristianas, lo cual puede explicar el estado ruinoso tan avanzado en el que se encuantra.

La época dorada del cine

Durante el siglo pasado el cine fue un gran trampolín para que las tierras tabernenses se conocieran en todo el mundo. El desierto de Tabernas ha sido escenario para más de trescientas películas. El Oeste americano, el Norte de África y los desiertos árabes han sido recreados en estas tierras, en películas tan famosas como Indiana Jones, Laurence de Arabia, el General Patton, etc... todo esto ha hecho posible que estas tierras hayan sido visitadas por actores y directores tan famosos como Brigitte Bardot, Claudia Cardinale, John Huston, Sean Connery, Henry Fonda, Harrison Ford, Sancho Gracia, Jack Nicholson, Orson Welles…

clint_copia.jpgA pesar del gran auge que tuvo la industria del cine, este fue efímero y desde distintos sectores de la población protestaron por el hecho de que las productoras no contratasen personal originario del pueblo, ya que casi siempre los equipos técnicos y artistas se hospedaban en la capital, lugar donde cogían a los figurantes, especialistas y extras; en ocasiones venían con el equipo de sus lugares de origen. 

Clint Eastwood, sin duda alguna ha sido uno de los actores que más películas ha rodado en tierras almerienses, muchas de ellas dirigidas por el director italiano Sergio Leone.

Al mismo tiempo que la industria del cine florecía en los años 50 y 60, los vecinos de Tabernas se vieron obligados a emigrar a diversos puntos del territorio español y europeo.

  • El periodeista Tico Medina escribió en el año 1963, un articulo "La seca", en el que narraba su experiencia al viajar por Tabernas. Describió la situación de este modo:
  • "los hombres están sentados en la calle Mayor, que atraviesa el pueblo como un lanzazo. Sol sobre las piedras. Las mujeres, con los brazos cruzados, esperan alrededor de una fuentecilla, que mana un hilo de agua muy blanca. Los cántaros esperan su turno, secas las barrigas, agrietadas...
  • -Estamos aquí horas y horas haciendo la cola. A veces, de la noche a la mañana, vivimos en este lugar para coger un cántaro que llevar a casa.
  • A veces, las mujeres tienen que ir dieciocho kilómetros para encontrar el lavadero para la ropa...".

Tabernas hoy

Muchos de los emigrantes volvieron y Tabernas actualmente cuenta con 3.948 habitantes.

Ahora nos encontramos con un pueblo que ha sabido salvar todos los obstáculos, dedicándose a la agricultura, ganadería y sector servicios.

El Escudo Municipal de Tabernas  
                                                                                    logo.jpg

Está dividido en dos mitades, una de ellas representa el castillo de Tabernas en color oro y con fondo verde, y en la otra mitad hay tres espigas verdes sobre fondo dorado que simbolizan los campos de trigo que eran abundantes antiguamente. La corona es cerrada.

 

 

 

La Bandera Municipal de Tabernas

Paño rectangular, de proporción 2:3 dividido verticalmente en dos partes: la primera más cercana al asta, en proporción 1/3, de color verde lleva sobrepuesto y centrado un castillo amarillo, almenado y mazonado de sable; la segunda de 2/3 restantes, de color amarillo lleva sobrepuesto y centrado el escudo municipal.

tabernas_bandera.jpg